Se ha preguntado usted, qué pasa en el momento de morir, dónde va su alma, su conciencia, su espíritu? 

¿Siente usted temor a la muerte? ¿Ha reflexionado el valor que ésta tiene y por qué el común de la gente se aferra tanto a la vida y sin embargo, no se transforma y vive como si nunca se fuera a morir, abusando de su cuerpo, de su mente, de sus emociones?

Para descubrir y comprender estos miedos, además de generar un cambio interior debemos tener en cuenta algunos conceptos.

A medida que nos conocemos interiormente y comprendemos el proceso natural de la muerte dejamos de tener miedo y vivimos una vida más consciente.

¿Qué somos?

En nuestro interior, en nuestro cuerpo, en nuestra estructura hay compenetrados varios aspectos:

  1. Cuerpo físico: cuerpo tridimensional de carne y hueso, cuerpo celular, músculos, órganos, etc.
  2. Esencia: Es la fracción de alma, fuerza indispensable para encarnar el espíritu, es lo divinal en nosotros.
  3. Personalidad: Es de carácter energético y guarda dentro de sí lo que hemos adquirido, hábitos, tradiciones, costumbres, nombre, títulos clase social, etc. Es la imagen que tenemos de nosotros mismos.
  4. Agregado psicológico: como su nombre lo dice, es algo que hemos anexado a través de nuestra vida y que hace que cometamos errores. Es el miedo, la angustia, la tristeza, la decepción, el orgullo en general multitud de errores queestamos creando día a día.

¿Qué es la muerte?

La esencia en el transcurso de su experiencia está sometida a cambiar de cuerpo, de acuerdo a ciertas leyes, como la ley del Karma, Dharma, Recurrencia y Destino, por tal razón la vida está unida a la muerte. Hay una descarga fulminante de energía en el cuerpo físico (llamada el rayo de la muerte) que hace que el hálito de vida se termine y emprenda la esencia un nuevo viaje hacia otra matriz.

De esta manera, evidenciamos las 108 cuentas del collar de Buda, o la transmigración de las almas de los Indostanes, mostrándonos el tránsito de la esencia a través de múltiples cuerpos.

La muerte es la corona de todos, le llega a ricos, a pobres, a jóvenes y ancianos, no distingue ni color, ni raza, ni clase social, sólo llega sin avisar. Se podría decir que casi es inevitable escaparse de su influencia nefasta, pero hay evidencias de que a través de un trabajo interior se puede trascender este proceso y llegar a niveles muy elevados deconciencia sin pasar por la penuria de la muerte.

Entonces ¿qué deberíamos hacer para preparar ese momento final de nuestra vida, que nadie quiere que llegue, pero para el cual todos debemos estar preparados?

Llega un nuevo vientre

A través de experiencias obtenidas, científicamente se ha comprobado que ciertos niños han tenido reminiscencias de sus vidas pasadas, pudiendo ellos recordar incluso el momento de la muerte y el lugar exacto en una existencia pasada. Esto nos lleva a la conclusión de que todo es un ciclo, en el cual tenemos infinidad de aprendizaje como esencia y que nuestro cuerpo es sólo un traje que inevitablemente tendremos que cambiar, a menos que hagamos un trabajo serio y responsable en el Despertar de la Conciencia

Necesitamos generar un cambio interior y prepararnos durante la actual existencia, para que en el momento que tengamos que cambiar de vehículo estemos preparados y dispuestos, con la satisfacción de un deber cumplido. Así de acuerdo a la Ley Divina tendremos una nueva oportunidad para continuar nuestro aprendizaje.

Cómo trascender la muerte

La única manera de trascender la muerte es enfrentarse a ella, pero de una forma consciente luchando cada día por eliminar nuestros defectos psicológicos, servirle de forma desinteresada a la humanidad y trabajando con nuestras energías de vida, la ciencia de la transmutación alquímica (transformar el plomo de la personalidad, lo falso en nosotros, en el oro del espíritu). De manera que a partir de ahora debemos generar un cambio en nuestro interior teniendo como prioridad el hecho de saber que un día llegará la que no perdona pero que estaremos totalmente preparados porque hemos comprendido y generado un cambio en  nuestro modo de vida.

La Ciencia Gnóstica nos da todas las herramientas como: la meditación, la relajación, la auto-observación, el recuerdo de sí, la retrospección…vivir el instante para que esa esencia sea inmortal, pero con la sapiencia de la sabiduría y venciendo todas las debilidades que como humanos tenemos.

Al final de nuestra vida aparece una LUZ como símbolo de que la muerte ha llegado, necesitamos prepararnos para saber que luz escoger.

 “Trágica es la existencia de aquel que muere sin haber conocido el verdadero motivo de su vida” 

V.M. Samael Aun Weor

Descubra lo que la Cultura Gnóstica le ofrece, haciendo click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acceso cursos