Vamos a hablar sobre la Libertad, pero antes de seguir adelante preguntémonos cada uno de nosotros ¿qué es?, porque esto ha sido muy mal interpretado.

La gente lucha por la Libertad; derrama sangre en nombre de ella; oprime a sus semejantes en su nombre; se gastan billones de dólares en armamentos, en ejércitos para imponerla, pero, como hemos dicho, nunca la Libertad se impone a la fuerza.

Somos esclavos de nuestros defectos, ya que nos condicionan nuestra vida constantemente.
Somos esclavos de nuestros defectos

Una cosa es ser libre y otra cosa es tener libertad.

Es conveniente que este asunto lo estudiemos a nivel individual para comprender el profundo significado de la Libertad.

Un hombre no puede ser libre si en su interior lleva el Yo del odio.

Siempre será esclavo del enemigo o de la persona con la cual no puede convivir. Si no armoniza, no se siente bien con esa persona, no tiene libertad psicológica.

Nunca podría ser libre si no acepta a sus semejantes tal como son, porque siempre vivirá mortificado por lo que no le gusta de las demás personas.

No podría ser libre si tiene el vicio del alcohol porque tiene que trabajar para mantener ese vicio.

Una persona no puede ser libre si vive esclavo de los vicios y de las pasiones.

Como va a ser libre si es esclavo de los dogmas o fanatismos religiosos o políticos? Siempre vivirá esclavo de las preocupaciones de cómo ganarle al adversario.

Se puede ser libre si se hace esclavo de los bienes que tiene ?. Una persona no puede ser libre si razona a todo instante sobre un pasado y añora un futuro incierto que no existe.

Una persona no puede ser libre si no aprende a ubicar, en su justo lugar, sus pensamientos negativos, emociones negativas, pasiones negativas. Ellas le mortificarán de instante en instante y no le dejarán tener Paz.

 Todos estos puntos de vista nos hacen comprender que es necesario e Impostergable un trabajo psicológico.

Necesitamos trabajar intensamente sobre todos esos elementos infrahumanos que en nuestro interior llevamos. Esos elementos no nos dejan tener Paz, por lo tanto, tenemos que comprenderlos y eliminarlos.

La paz interior nos permite afrontar todas las situaciones de la vida.
La paz interior nos da una actitud superior ante los eventos de la vida.

Cómo alcanzar la paz

Antes de alcanzar la Paz, tenemos que ser libres. Para ser libres hay que eliminar el Yo, el Mi Mismo, que tiene a la conciencia atrapada.

Es necesario comprender que la Libertad es algo íntimo.

El hombre que es libre en su interior nunca sería capaz de entrar en las guerras o en las polémicas de los demás. Cuando se es libre en la parte intima, interna, ya no hay esa guerra interior.

La Libertad interior se refleja en la Libertad exterior. Toda guerra para este hombre o para esta persona resulta totalmente absurda.

Descubra más cosas que la enseñanza gnóstica le ofrece, haciendo click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso cursos