Querido lector, hoy reflexionaremos un poco sobre lo que es el monoteísmo y el politeísmo.

A lo largo de la historia de la humanidad, siempre existió de forma inevitable el culto, la adoración, o la necesidad de estar integrados con esa fuerza o fuerzas, que están detrás de todos los fenómenos físicos.

El culto a la vida: el sol, la luna, las estaciones, la influencia de los astros planetarios, el destino, o la muerte.

Ha existido y existe una multitud muy heterogénea de formas religiosas, de símbolos, de mitos, de textos sagrados que explican, que definen, que sitúan al ser humano frente a esa idea, concepto o realidad de Dios o de las divinidades.

Podríamos agrupar de una manera muy simplista, las formas más conocidas de la religión en monoteísmo o politeísmo.

El monoteísmo

En la actualidad, predominan en gran parte del planeta Tierra, principalmente en Occidente y Medio Oriente, el monoteísmo. Como ejemplo tenemos el Islam y el Cristianismo, por citar lo más conocido.

El monoteísmo se define como la creencia en un único Dios, responsable de todo lo creado y ser  único al que se debe rendir culto.

El politeísmo

El politeísmo se puede definir como la creencia en muchos dioses, cada uno con sus atributos particulares y con su forma de adoración o culto propios.

Podemos incluir en este grupo las antiguas religiones de Egipto, Grecia o Roma.

En el devenir de la historia, y con el desarrollo de las religiones a lo largo y ancho del planeta Tierra, siempre ha habido una confrontación de estos sistemas religiosos.

Palabras del instaurador de la Gnosis en el siglo XX, el V.M. Samael Aun Weor:

“ El monoteísmo siempre conduce al antropomorfismo (idolatría), originando, por reacción, el ateísmo materialista, por ello preferimos el politeísmo”. “No nos asusta hablar sobre los principios inteligentes de los fenómenos mecánicos de la naturaleza…”. “El abuso del politeísmo conduce a su vez, por reacción, al monoteísmo”.

Según el Gnosticismo Universal, cuyas implicaciones prácticas pueden ser tremendamente actuales, detrás de todos los fenómenos de la naturaleza, detrás de todos los movimientos de los planetas, detrás de todo lo que le sucede al ser humano, existen fuerzas, principios inteligentes, autoconscientes, que gobiernan los fenómenos visibles.

A esto se le podría llamar politeísmo, panteísmo, animismo.

Lo importante es que todo ser humano, con una cierta capacidad de contemplación serena de la vida, con una cierta sensibilidad, sea capaz de percibir esa realidad.

Politeísmo o monoteísmo? Dios o Dioses?

Sería extraordinario hacer aflorar sentimientos místicos, de compenetración, con estas fuerzas a las cuales se podría  llamar “dioses”. 

De esta forma entrar en un nuevo tipo de percepción y de integración con todo lo que tiene vida.

Sentir que una simple planta o una inmensa montaña, pueden entrar en comunicación con nosotros.

Esto se da a través de otra vía distinta del uso común, del razonamiento y del pensamiento.

Por otra parte, la Gnosis enseña que cada ser humano es un trío de materia, Alma y Espíritu. Cada persona tiene en su interior, en términos indostanes, su propio Atman, Dios interior o Maestro Interno.

Si una persona es capaz de integrase con esa Realidad, puede desarrollar capacidades que ni siquiera sospecha que tiene. Así puede encontrar un océano profundo de Sabiduría, Paz y Conocimiento.

Politeísmo Monista

Como conclusión, podemos decir que la Gnosis nos invita a vivir de una forma práctica, una filosofía que se podría definir como Politeísmo Monista.

Gracias a ella, podemos aprender a integrarnos con las diversas fuerzas que gobiernan la naturaleza y el cosmos.

Podemos integrarnos con nuestra divinidad interior.

Esto traería como consecuencia, una redefinición completa de nuestra vida, y una nueva percepción de la Naturaleza y del Universo.

Haría que nos demos cuenta de que somos parte del Todo, y de que el Todo es parte nosotros.

(Reflexión extraída del libro La Revolución de la Dialéctica. Capítulo “La Revolución de la Dialéctica”)

Descubra más cosas que la enseñanza gnóstica le ofrece, haciendo click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acceso cursos