Para que una persona logre hacer un cambio en su interior y en su vida, necesita un elemento de cambio. Es lógico que para lograr cualquier cambio, se necesita tener una gran motivación o necesidad para poder hacerlo.

Esa motivación, necesidad, o urgencia, nace de la comprensión profunda, y es a grandes rasgos lo que llamamos ELEMENTO DE CAMBIO.

Si una persona no tiene ese elemento de cambio, es imposible que logre hacer cualquier cambio sustancial en su vida. Incluso otra persona o personas no podrán ayudarle. Por lo tanto si una persona no tiene ese elemento de cambio, aunque quisiéramos de muy buenas intenciones ayudarle, no podríamos. Simplemente estaríamos interfiriendo en su libre albedrío; tratando de convencerla inútilmente, o incluso resultando pesados, por muy buenas que sean las orientaciones o soluciones que le aportemos.

Reflexionemos un poco en esto:

¿Cómo superar las adicciones?

Una persona cualquiera, sufriendo las consecuencias del tabaco, del alcohol, de alguna otra droga, ¿ no querría dejar de sufrir por esa causa?

¿A quién no le gustaría tener la clave para poder superar una depresión?
¿ No sería extraordinario para cualquiera de nosotros tener las claves para poder superar nuestros complejos, miedos, fobias o incluso traumas?
¿Es posible incluso superar nuestras propias limitaciones, es decir, nuestros errores recurrentes, nuestros defectos ?

Creo que para cualquiera sería algo tan extraordinario que no se le podría poner precio…
Sin embargo, es frecuente que nos pasemos la vida entera arrastrando problemas errores, complejos, vicios, etc, etc…

Quizás muchas veces incluso nos hemos dicho que debemos dejar de hacer esto o aquello…O que tenemos que superar tal cosa, o lograr un objetivo, etc.

Lo cierto es que nada nos lo impide, y sin embargo, nos cuesta muchísimo hacer un cambio real y definitivo.

¿Contra qué luchamos?

Luchamos contra nosotros mismos

¿Por qué nos cuesta?¿ Contra qué luchamos? Es difícil reconocer que luchamos contra nosotros mismos…Pero así es.

Si no tenemos un elemento de cambio, no podremos lograrlo…

La buena noticia es que sí se puede.
Prueba de ello es que todos conocemos personas que por ejemplo, han conseguido dejar de fumar radicalmente de un día para otro. Sin embargo hay otras personas que aunque quieren les cuesta muchísimo y aún no son capaces de dejarlo…
Esto es sólo un ejemplo, pero ¿qué es lo que hace que una persona lo logre y otra no?

La respuesta la tenemos en el elemento de cambio. La persona que por lo menos tiene ese elemento de cambio, tendrá la convicción suficiente y determinante para lograrlo cueste lo que cueste, y la que no tenga ese elemento de cambio, simplemente no lo logrará.

¿Cómo conseguimos el elemento de cambio?

La conciencia nos hace sentir arrepentimiento

¿Qué hacer entonces para tener ese elemento de cambio?
Lamentablemente, otra persona que no sea uno mismo, poco puede hacer…
Sin embargo, para eso está la vida

Es a través de las experiencias de la vida como una persona puede adquirir el aprendizaje, la experiencia necesaria, para hacerla reaccionar.

Si la persona aun tiene un poco de conciencia, ésta, a través de las distintas circunstancias de la vida , le hará reaccionar. Es nuestra conciencia, la que nos hace ver que algo está mal, en nosotros o en nuestra vida. La conciencia nos permite sentir el arrepentimiento. Nos permite darnos cuenta de la necesidad de cambiar algo…Es decir, es nuestra conciencia, a través de las experiencias de la vida, la que nos va a dar ese elemento de cambio.


Son pues a menudo las experiencias más difíciles y las más dolorosas las que nos hacen reaccionar. Las circunstancias difíciles de la vida vienen siendo entonces las más útiles, si las vemos desde ese punto de vista. Y es que hay que reconocer que la vida es una escuela. Si aprendemos de los eventos de la vida, le sacaremos provecho. Si no prendemos, simplemente sufrimos y no aprendemos la lección.

Sí se puede

Podemos tener ayuda si queremos el cambio

Entonces, una persona tiene un elemento de cambio o no lo tiene. Todo depende de uno mismo. Pero se puede. Damos fe y ánimo de que sí se puede hacer un cambio.

También que remos dar un mensaje ánimo y de optimismo a todas las personas que quieran de verdad un cambio interior. Aunque a veces se vea difícil, si uno tiene ese elemento de cambio y no cesa en su empeño, puede encontrar personas que le orienten y le ayuden a conseguir ese cambio.


Por eso nos hemos animado a escribir este artículo, querido lector. Porque hemos encontrado en la enseñanza que los Maestros nos han dejado, las claves del cambio interior, y por lógica, de nuestra vida.

Esto es uno de tantos tesoros que la Gnosis como depositaria de esos conocimientos que los Maestros han dejado, nos ofrece. Damos testimonio, por lo tanto de que sí se puede.

La Gnosis nos da las claves

Con las didácticas que en los estudios gnósticos se enseña, podemos realmente potenciar ese elemento de cambio. Podemos tener las claves del conocimiento interior, de nuestra propia psicología. No podemos cambiar algo si previamente no lo conocemos. Es la lógica…

Por lo tanto debemos darnos cuenta de que hay un proceso para que se haga posible el cambio:
-Descubrimiento ( es decir, darse cuenta del error)
-Elemento de cambio ( arrepentimiento, necesidad de cambiar )
-Seguimiento, análisis y comprensión
-Eliminación

Desde luego, esto es ver las cosas de una manera muy resumida, pero lo que queremos transmitir, es que usted, si tiene ese elemento de cambio, podrá conseguir lo que se proponga.
Con ayuda del conocimiento gnóstico, y la orientación de un instructor gnóstico en los cursos que gratuitamente dicta nuestra institución, usted podrá tener la orientación necesaria para saber como afrontar y superar cualquier situación.

Hay que tener actitud para comprobar

Hay que salirse de las creencias y actuar

Puede parecer pretencioso, pero realmente es tan cierto, como que por eso es que tantas personas estamos tan agradecidas de la ayuda que la Gnosis nos ha dado. Por eso nos motiva a compartir con todo el que quiera, y de forma altruista, estos conocimientos que no sólo nos han ayudado a hacer un cambio en nuestra vida, sino que además le ha dado sentido y propósito a la misma.


Querido lector, no me crea una palabra de lo que aquí le estoy exponiendo…No busco que me crea…Sino que compruebe y experimente por sí mismo. Creer o no creer no cambia a nadie, tener la actitud de comprobar y experimentar por uno mismo, si.

Descubra más cosas que la enseñanza gnóstica le ofrece, haciendo click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso cursos