La meditación y el control de las emociones

0
122
La meditación y el control de las emociones

La meditación y el control de las emociones tratará de enfocar en cómo controlar nuestras emociones, estados negativos, sentimientos pesimistas, ciertos estados depresivos, etcétera y cómo ayudarnos a salir de todo esto, a través de prácticas y actitudes que nos ayudarán a tomar nuestra vida con otra perspectiva.

Para ello explicaremos a fondo los pasos a dar, para saber por dónde empezar para salir de
este tipo de situaciones dolorosas y difíciles, que dañan nuestras emociones y nos impiden
llevar una vida plena y feliz.

LOS PROBLEMAS Y LA MENTE

Necesitamos conocer cómo funcionamos a nivel intelectual, emocional, instintivo, etcétera; una emoción negativa surge por un cúmulo de pensamientos negativos.

Cuando se está mal emocionalmente lo que debemos evitar es pensar en el problema y para ello tenemos que entrar en actividad inmediatamente.

ANTES DE UNA MEDITACIÓN PARA EL CONTROL DE EMOCIONES SE REQUIERE DE
UNA ACTIVIDAD

Un problema, por grande que supongamos que sea, no se puede arreglar con más
pensamientos negativos.

Pensar en un problema agranda más el problema.

Por esa razón hay que hacer lo contrario, en vez de pensar hay que actuar, para distraer la
mente y dejar de generar más pensamientos negativos.

La meditación es muy importante para conquistar la paz interior y controlar las emociones, pero antes debemos aplicar la lógica para no sufrir más.

Necesitamos desconectar nuestra mente del problema. Hay que distraerse y, si se puede, un paseo por el campo, la playa, la naturaleza nos hará desconectar de inmediato con un poco de voluntad.

Cuando nos alejamos de un problema lo podemos ver tal cual es, y no lo vemos tan grande, ni tan difícil de resolver.

Por tanto el primer ejercicio que debemos hacer es aprender a desconectar mentalmente de los problemas, haciendo algo físico, como deporte, pasear u otra actividad que nos ayude como terapia para salir del bloqueo emocional.

LOS PROBLEMAS Y LAS EMOCIONES

La meditación y el control de las emocionesTodos los problemas, conflictos o dificultades radican en cómo están nuestras emociones. Cuanto mayor apego, miedo, inseguridad… sintamos, peor estaremos y menos capacidad tendremos de resolverlo.

Hasta que no encontremos la paz y la serenidad no podremos enfocar correctamente el
problema.

Ante todo la actitud es muy importante, nunca decir “no puedo” y siempre ejercitar nuestra
voluntad.

Podemos aplacar nuestras emociones disminuyendo el apego, el miedo y la inseguridad antes de iniciar la meditación, para que tenga buen resultado.

LA MEDITACIÓN Y UNA DEPRESIÓN

Veamos una depresión, por ejemplo, ahí ya estaríamos hablando de alguien que tiene sus
emociones demasiado implicadas y la persona tiene mucha dificultad para salir por sí sola de este estado tan negativo, ya que es causa o síntoma de otras enfermedades.

La persona se ayudaría con la meditación, no obstante debe hacerse el paso previo de
separarse del problema, pero aquí explicaremos técnicas para enseñar a salir poco a poco y de nuevo controlar las emociones.

LA PERSONA Y LOS PROBLEMAS

Ante todo debemos saber que podemos superar cualquier situación, por grande que sea, lo importante es cortar los pensamientos negativos, no hacerles caso, nunca creerles, nunca decir “no puedo”.

Salir de un problema supone un proceso de no pensar en aquello, control emocional y saber actuar.

Primero tenemos querer salir y decidirse a hacer lo que haga falta para empezar a sentirse bien.

En realidad el estado emocional negativo es la falta de armonía, paz y bienestar que se da
cuando la persona está relajada.

Una persona con armonía tiene mayor capacidad de resolver sus problemas.

La relajación precede a la comprensión.

LA MEDITACIÓN Y LA CONQUISTA DE LA ARMONÍA

La Gnosis, como es conocimiento, nos enseña a manejar nuestros pensamientos, emociones, instintos y actos.

La Gnosis nos enseña a aprender cómo no perder nuestra armonía o conquistarla cuando la
hemos perdido, por falta de atención en nuestra conciencia.

La falta de paz es causada por nuestra ignorancia, al no saber gestionar nuestros eventos, pero cuando hacemos conciencia y tenemos luz, nuestra vida automáticamente se vuelve más comprensible.

Una persona que hace meditación está compensando toda su vida ajetreada con una armonía, que ayuda a su cuerpo a tener salud, a su mente a estar relajada, a su emoción estar en calma y su instinto a ser dominado por la conciencia.

PREPARACIÓN ANTES DE LA MEDITACIÓN

En pleno estado emocional negativo no podemos meditar, pues la alteración impide tener paz.

El primer paso para iniciar nuestra meditación es la relajación física, emocional, mental y es la persona la que debe hacer lo posible, por sí misma, para salir de ese estado emocional negativo.

CUANDO LLEGA AYUDA EXTERNA

Hay ocasiones en que nos vemos en medio del problema, solos, quizá, desesperados y sin saber por dónde empezar.

A veces LLEGA UNA AYUDA EXTERNA para sacarnos del problema y desconectar.

Llegará un momento en el cual estaremos siendo ayudados por cualquier detalle de la vida y, aunque estemos muy hundidos, debemos saber ver que se nos tiende esa mano.

Ese aliento que llega en cierto instante si aplicamos nuestra atención con la conciencia, lo veremos.

DEJARSE AYUDAR Y SABER VERLO

Jamás debemos rechazar una ayuda, porque es igual que dañar al que te da de comer.

Esa ayuda viene en forma inesperada por parte de una persona o proviene de la misma
naturaleza, ya sea lo más insignificante.

Ese es el instante en que hay que darse cuenta y salir del “agobio” mental o emocional, para luego actuar, pasar a la acción.

La armonía forma parte de la naturaleza: reinos mineral, vegetal, animal, junto con los cuatro elementos: tierra, agua, aire, fuego.

Cuando uno va al campo, la montaña, una playa, o un río; cuando se observan unas flores, un bebé, un animalito, por unos instantes, el problema deja de existir.

La desconexión, que se produce en ese momento, es vital para que se puede empezar a salir del estado emocional.

Por tanto, en vez de pensar hay que hacer lo “opuesto” y si podemos, lo mejor es irse a dar un paseo, si puede ser por la naturaleza, respirar, andar, moverse… nos hará desconectar
automáticamente.

EL AMBIENTE NOS AYUDA A TENER ARMONÍA

El segundo paso para salir de cualquier estado emocional negativo (eventual, estrés, problema, dificultad, etcétera) es crear un ambiente positivo, donde uno esté, para que nada más al entrar en contacto, ya esté siendo ayudado.

Las palabras malsonantes, los gritos, peleas, la música fuerte, los ritmos acelerados, etcétera distorsionan un ambiente que empeorará a la persona que busque armonía y alterará su organismo.

Antes de meditar, debemos hacer varias cosas en nuestra casa para sentirnos mejor y a gusto; un ambiente adecuado al estado emocional de paz que queremos lograr.

EL ORDEN Y LIMPIEZA EXTERIOR REPERCUTE EN EL ESTADO INTERIOR

El desorden de una casa o habitación refleja el desorden interior de sus habitantes.

El estado interior de la persona se refleja en el exterior.

La armonía proviene del orden la limpieza y recogimiento. Lo exterior es reflejo de lo interior.

Si queremos poner nuestra vida en orden, empecemos por organizar el lugar donde habitamos o trabajamos.

La limpieza y el orden se verán reflejados en nuestro estado mental, emocional, anímico.

A veces acumulamos muchas cosas inútiles productos del pasado. Parte de la recuperación de nuestra armonía y estado emocional es que pongamos énfasis en el orden y la limpieza que nos rodea.

A veces ponemos demasiada conciencia en los objetos que nos rodean, sin darnos cuenta que los acumulamos, no siendo ya útiles.

LA NATURALEZA NOS ARMONIZA CON SUS PERFUMES

Una vez limpio y ordenado es momento de ambientar el lugar donde queremos meditar.

Hay perfumes específicos que ayudan a salir de estados negativos.

Nuestra casa debe oler a rosas, nardo, canela, lo más naturales. Podemos tenemos tanto en esencias, inciensos o las mismas flores, que perfuman el ambiente y son específicos para traer alegría y armonía.

Hagamos la prueba y sentiremos cómo el perfume nos eleva a un nuevo estado más positivo.

Limpiemos nuestra casa en lo posible con estas esencias y aquellas olorosas que más nos
gusten, como el romero, la lavanda, la ruda, de olor intenso, pero que limpian el ambiente y lo revitalizan.

Estos dos pasos, el orden y el perfume, o aromaterapia, son fundamentales, porque sin ellos, ponernos a meditar va a suponer pensar, no relajarse y fracasar en nuestro intento.

Toda meditación requiere una preparación de nuestra casa, que nos ayudará a vivir en armonía.

Por último, la música para entrar en ese estado especial será suave y armoniosa.

Puede ser música clásica selecta con sonidos de la naturaleza o de artistas que den paso a
estados emocionales relajantes.

CÓMO MEDITAR PARA SALIR DE ESTADOS NEGATIVOS

Con un ambiente limpio, ordenado y perfumado, sonando una bella melodía, el estado
emocional, ya puede ir poniéndose acorde en vibrante armonía.

Entonces llega el momento de centrarnos en nuestro interior e ir paso a paso dominando todas las partes que componen esta persona.

Primero, su parte física.
Segundo, la parte emocional.
Tercero, la parte mental.
Cuarto, integrarnos con lo más elevado la conciencia, nuestra verdadera esencia.
Quinto, experimentar, por último, ese éxtasis a base de instantes de arrobamiento.
Esta meditación es muy sencilla y está enfocada para aprender poco a poco a salir de todo lo negativo que nos envuelva.

PASOS PARA MEDITAR Y ARMONIZARNOS

No podremos dar el siguiente paso hasta que no hayamos dominado el primero. No importa
cuánto tiempo necesitamos en hacerlo.

Lo importante es que aprendamos a hacer cada paso.

PASO 1 RELAJACIÓN.

Con o sin música suave.
Empezamos con una postura adecuada y varias respiraciones profundas.
La respiración precede a la relajación.
Es primordial una buena relajación física de todo el cuerpo, para cambiar nuestro estado
emocional y mental.

Estar sentado en un cómodo sillón, con la espalda recta, cuello equilibrado, para que la cabeza no se incline a ningún lado, piernas y brazos separados, colocados en forma natural o también podemos tumbarnos.

Usemos una esencia natural como rosa, nardo, sándalo, lavanda, canela, etc que nos inspire.

TÉCNICAS de RELAJACIÓN
A RESPIRACIONES PROFUNDAS
Como respirar profundamente.

Cada inspiración la tratamos de iniciar llenando los pulmones desde abajo hasta arriba,
empujando hacia afuera el abdomen. Tomamos aire hasta que no podamos más..

Tomamos aire por la nariz, aguantamos unos diez segundos y lo echamos lentamente por la boca.

Al exhalar, con cada respiración, vamos relajando una parte del cuerpo, empezando por abajo con los pies, luego piernas, subimos hasta llegar lentamente a los hombros, el cuello, la cara, la frente, la cabeza.

Bien concentrados, el cuerpo queda relajado, suelto y distensionado.

Hacemos una revisión general eliminando tensiones.

B LA LUZ
Imaginamos una luz que va penetrando desde los pies, iluminando desde dentro todo nuestro cuerpo. Esa luz va subiendo poco a poco, relajando cada parte de nuestro cuerpo de abajo hacia arriba.

C EL AGUA
El agua se relaciona con las emociones, imaginemos siempre aguas tranquilas y serenas.
Imaginémonos frente a un lago de aguas cristalinas, puras y serenas.

Sentados frente a ese lago sus aguas, de manera constante, se van acercando a nuestros pies desnudos y van subiendo a través de nuestro cuerpo que, al contacto con el agua, se va relajando.

D EL MAR
Imaginamos la orilla de un mar en calma, cuyas olas apenas imperceptibles, rozan nuestros pies y, a medida en que tocan el cuerpo, con su frescor, nos va relajando, haciendo que cada músculo abandoné toda tensión.

Hagamos la técnica o técnicas que mejor nos funcionen. Automáticamente, cuanto más relajado esté nuestro cuerpo, poco a poco, más relajadas estarán las emociones.

Tenemos que practicar mucho este paso para enseñar a nuestro cuerpo a relajarse.

PASO 2 CONCENTRACIÓN

Si ya estamos relajados, pues el cuerpo está casi inerte, pesado, empezaremos a dejar de sentirlo. Eso es buena señal para iniciar el paso 2, que es la concentración.

Primero, aprenderemos a relajar y controlar el físico, y sentirnos mejor, después con la
concentración empezaremos a controlar la mente y por último, entraremos gradualmente en estados más elevados.

Llegará el día en que meditemos de verdad y sentiremos arrobamientos, alegrías y
comprensiones, que emanan del corazón, ya libre de resistencia, obstáculo físico, emocional o mental.

Necesitaremos tiempo para aprender a relajarnos bien, cada día lo haremos mejor y podremos ir controlando cada parte.

Una cosa es salir de estados emocionales negativos y otra es resolver la causa de nuestros
problemas, que ya formaría parte del estudio interior y de nuestra psicología.

Obviamente la Gnosis no da la clave para eliminar radicalmente todos nuestros defectos
psicológicos, conocernos a sí mismos, eliminar las causas de nuestros conflictos y problemas, reflejándose esto en nuestra vida.

TÉCNICAS DE CONCENTRACIÓN
La concentración trata de poner nuestra atención en un punto, ya sea una imagen, un sentir o algo que percibamos, por ejemplo una música o canto.

Objetos de concentración:
Podemos observar durante unos instantes y luego mantener en nuestra mente la imagen de una vela, el espacio infinito, un lago, o sentir el latido de nuestro corazón, una música o
concentrarnos en nuestra respiración acompasada y regular.

PASO 3 MEDITACIÓN

Ya supone tener el control mental, el dominio de ese flujo de pensamientos que pretenden atraparnos y distraernos del objetivo de meditar.

Se necesita buena concentración voluntad y paciencia, pero poco a poco veremos el resultado.

TÉCNICAS DE MEDITACIÓN
Estas son unas técnicas de concentración, pero ya estamos trabajando con la emoción superior.

A sentir los latidos del corazón todo el tiempo, sintiendo su paz y su armonía.

B sentir los latidos de nuestro corazón haciendo un circuito:
Empezamos a sentir los latidos en el corazón, después lo sentimos en la punta de la nariz,
pasamos a sentir los latidos en la mano izquierda, pie izquierdo, pie derecho, mano derecha, la nariz y por último, de nuevo al corazón.

C imaginamos una luz que emana de nuestro corazón, llenando cada rincón del cuerpo de paz, amor, armonía y felicidad.

Permanecer ahí, sin deseo, sin pensamiento, sin emoción alterada, sin pensar en el pasado o en el futuro, sólo hacer de ese instante un eterno ahora.

Solo experimentando la felicidad, la nada de la persona, la luz del Ser, aunque sea un segundo, ya la persona no es la misma, pues sintió una alegría del Interior y anhela repetirlo y alargarlo lo más posible.

La persona empieza a ser realmente feliz y por tanto, capaz de despegarse de cada uno de sus problemas para siempre.

LA ALIMENTACIÓN COMO BASE DE UNA VIDA FELIZ

No olvidemos que una alimentación deficiente da paso a estados emocionales depresivos,
pesimismo y desgana.

Una vida saludable será garantía de un estado emocional equilibrado.

Buena alimentación, deporte, vida sana, rodearse de buenas compañías, para elevar el estado, no solo emocional, sino de superación en todos los sentidos, ayudan a una persona a cumplir sus objetivos e ideales.

Las buenas conversaciones útiles y sanas crearán en su conjunto bienestar en nuestro interior y, de forma natural, podremos ahondar si así lo queremos, en estados más elevados e integraciones con nuestro Dios, nuestro Ser, nuestra esencia.

La integración con nuestra esencia a través de la meditación nos llevará a la comprensión de los eventos de nuestra vida.

LA MEDITACIÓN Y EL AUTO-CONOCIMIENTO

El conocimiento interior proporciona felicidad, ya que nos libera de toda la negatividad que
cargamos en nuestra psiquis.

Por tanto, de manera natural, nuestro Ser formará parte cada vez más de nuestra vida.

Esto se tratara más profundamente en otros temas o se pueden consultar aquí otros artículos.

En nuestros cursos y conferencias públicas se explican en profundidad todos los procesos que necesitamos conocer para ser más felices y encontrar las causas de nuestros sufrimientos.

El conocimiento interior propicia el análisis individual de los yoes psicológicos, miedos,
inseguridades, complejos, traumas, etcétera si queremos dominar y controlar los eventos e
integrarnos más con nuestra conciencia.

DESPUÉS DE LA MEDITACIÓN
¿QUÉ MOLESTIAS TUVE O QUE SALIÓ MAL?

Saquemos conclusiones de alguna práctica que no ha salido tan bien como quisiéramos, no debemos abandonar si algo sale mal, sino aprender.

Molestias Físicas:

-Me dolía parte del cuerpo (Mala postura)
-Se me quedó dormida una parte del cuerpo (Mala postura)
-Me picaba mucho el cuerpo (Resistencia interior)
-Me vino un dolor repentino. (Posible resistencia interior)
-Me movía mucho.(Falta de dominio del cuerpo)
-No encontraba la postura cómoda (Aprender a colocar el cuerpo en forma natural para la meditación)

Explicación: La clave para una buena relajación es no moverse.

Dentro de nosotros hay resistencia, el cuerpo no está acostumbrado a relajarse y los yoes,
esos múltiples deseos en nosotros, esa mala voluntad o agregados psicológicos, no quieren
que meditemos y tratarán de impedir nuestra relajación.


Hay que aprender a dominar el cuerpo.
Como si de enseñar a un perrito se tratara, trataremos de controlarlo, y terminará obedeciendo, pero hay que empezar por no moverse.


La postura adecuada.
Espalda recta, pero descansada, apoyada en silla o sillón; piernas sin cruzar, para que luego no se nos duerman o duelan y ropa cómoda no apretada. Brazos en posición natural sobre las piernas.


No moverse.
Enseñemos al cuerpo a no moverse.
Poco a poco aprender a no moverse y a relajarse antes.
A veces uno está malo o enfermo, pero la relajación apacigua el dolor.
En consecuencia, estaremos cada vez más relajados y tranquilos.

Otras molestias de Concentración:

-Me vinieron muchos pensamientos.
-me quedé dormido.
-se me ocurrieron grandes ideas.
-estuve preocupado/a con muchas cosas.

Explicación:

Después de que el cuerpo se relaja, no hay que despistarse, porque viene el paso de la
concentración.

Van a venir tanto pensamientos inútiles, como preocupaciones y grandes ideas. Todas vienen en el momento inoportuno.

Sí en el primer paso hay que dominar el cuerpo, en el segundo paso hay que aprender a no
hacer caso de los pensamientos.

Es una prueba para conquistar la concentración. ¿Qué es la concentración? Es poner nuestra conciencia en un punto. Al igual que ejercemos toda la fuerza en un clavo con punta fina para hacer un agujero en la pared, así mismo, la concentración nos ayuda a poner un solo pensamiento con la voluntad para dominar físico, mente y emoción.

Poco a poco la concentración va ganando y abriéndose paso, dominando mente y emoción.

EL SUEÑO

Nos ayudará tener un poco de sueño para relajarnos y no pensar.

Nada importará, no habrá problemas, porque será nuestro momento para nosotros, unos
minutos de Paz, donde el mundo sigue existiendo, pero en la meditación nos estamos
recargando a nivel físico, emocional, mental, anímico y espiritual.

Por tanto, a medida que aprendamos, mayor será nuestro dominio sobre las emociones y la
mente.

Otras cuestiones:

-No sentí mi corazón
-me cuesta mantener el no pensar, etcétera

Por último, apelemos al corazón.

Nuestra más elevada herramienta es la oración.
No importa el nombre o la forma que le pongamos, sino el hecho de sentir a nuestro Dios, ya sea Padre o Madre, ellos se pueden expresar y hacer sentir en nuestro corazón.

La meditación depende de todos los pasos anteriores y de ejercer nuestra alma ayudando a los que nos rodean, ya sean humanos, animales, plantas o colaborando con la naturaleza.

Nuestro corazón se hará más sensible y con la ayuda de la oración podemos entrar en
meditación cada vez más profunda.

Hay mantrams palabras especiales que nos conectan con ese mundo interior espiritual.

El mantram del corazón es “OM” y podemos repetirlo suavemente, de forma continua, hasta gastar todo el aire. Asista a nuestros talleres de meditación para practicar y saber más.

La práctica es la base del triunfo y la comprobación.

Hablaremos en otros temas sobre otros aspectos de la meditación.
Gracias por el interés. Mucho ánimo en la búsqueda de tu felicidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.