Como ser buenos padres hoy

0
757
Como ser buenos padres hoy
Como ser buenos padres hoy

Como ser buenos padres hoy

En esta oportunidad enfocamos nuestro artículo a una de las razones más importantes de la existencia: COMO SER BUENOS PADRES HOY.

 La continuidad de la vida humana es conocido el pensamiento de los sabios griegos que dice que un hijo es realmente UNA EXTENSION DE NUESTRA PROPIA VIDA.

Interesante afirmación que nos llevaría a comprender la magnitud que encierra traer un nuevo ser al planeta o formarlo, criarlo, que viene siendo en síntesis la misma responsabilidad.

Aunque sin duda no dejamos de lado la influencia genética y psíquica que conlleva el tiempo que está dentro del vientre materno, ya que sabemos a claras luces que todo lo que sucede en ese lapso de tiempo marca, moldea, dando como resultado  muchos de los comportamientos que se muestran después del nacimiento.

        Comprendemos que en los tiempos que corren el sistema abarca más de lo que seguramente un padre responsable quisiera, siendo muy poco el tiempo que resta para compartir en calidad y cantidad con su familia.

Pero es aquí donde debemos cuestionarnos y observar a nuestro alrededor. Preguntémonos ahora: “¿Quién forma o educa a nuestros hijos?, ¿está la sociedad bien encaminada para un futuro prometedor?”.

Observemos en forma imparcial si el común denominador de nuestro entorno es apto para preservar la vida en todos los ámbitos…

Pensemos de qué futuro estamos hablando cuando nos referimos al mañana, ¿cuál mañana?; ¿dónde están los valores, la ética, el sentido común de una sociedad sostenible para el planeta? Estos y más cuestionamientos debemos hacerlos diciendo “¡ALTO!” en el continuo trajinar de nuestra vida.

Vamos a repasar algunos deberes para retomar un porcentaje considerable de lo que sería una correcta de como ser buenos padres hoy:

1-Diálogo:

dialogo

Habla con tus hijos, escucha sus problemas, que aunque sean mayores ese momento es eterno para él o ella y no habrá nadie que llene tan perfectamente ese vacío como tú. Lo creas o no ¡sus padres son sus héroes!

2-Ejemplo:

ejemplo

Observa tu comportamiento y que este sea lo que anhelas para tus hijos; recuerda que El precepto enseña y el ejemplo arrastra”, las palabras no tienen peso ante la fuerza implacable de tus actos.

3-Responsabilidad:

responsabilidad

Inculca este valor y el resultado será óptimo desde los primeros pasos.

4-Sensibilidad:

sensibilidad

Debemos sembrar en los hijos día a día el respeto y amor por la vida en todas sus manifestaciones, esto hará de ellos seres con valores altruistas y bondadosos.

5- Averigua quiénes son sus amigos, qué tiene en su móvil, qué lugares frecuenta.

Averigua quiénes son sus amigos, qué tiene en su móvil, qué lugares frecuenta

 No te asombres de este punto aunque es revolucionario,  de conciencia y de fondo ha permitido rescatar muchos jóvenes y niños de situaciones en las que ningún padre querría verlos caer.

No creas que es malo ser un padre “entrometido”, al contrario, el no intentar inmiscuirnos en sus cosas es símbolo claro de indiferencia disfrazada de respeto por su espacio de libertad. La libertad bien entendida no es libertinaje, la maravillosa palabra “Libertad” debe ir siempre acompañada de prudencia, valores y esto no es algo obsoleto, hoy en día debe cobrar más vigencia que nunca, sin duda es la esperanza de una mejor sociedad.

6-Demuestra lo que sientes:

demuestra lo que sientes

No nos referimos a que le compres lo que pida, pues muchos padres compensan o tratan de compensar más bien sus carencias de tiempo con costosos regalos, juguetes o el último móvil del mercado tecnológico…¡Craso error!.

Si bien es cierto que es importante valorar y reconocer los esfuerzos de tu hijo, sean estos en el estudio, en su comportamiento o en la ayuda que pueda suministrar en algún momento en casa y sentimos que todo aquello merece un detalle a la altura, no es menos cierto que se confunde el darle todo lo que pida para que vea cuanto le amamos.

El AMOR nada tiene que ver con estas cosas, un hijo puede que olvide un regalo costoso que su padre le obsequió de niño, pero jamás olvidará ese momento en aquel partido de futbol cuando miró ávidamente a las gradas y tú estabas allí apoyándole con toda tu fuerza, gritando si es preciso: “¡Vamos, tú puedes hijo!”.

Solo un ejemplo para recordar la importancia de un momento trascendental  en la vida de un niño.

            Vamos a dejar hasta aquí estos puntos por ahora… Os invitamos a estudiar el libro Educación Fundamental del filósofo contemporáneo SAMAEL AUN WEOR, en el que nos invita a reflexionar sobre la tarea que tenemos de como ser buenos padres hoy y a abordar de forma consciente y clara cuál es nuestro propósito.

       GNOSIS, CONOCIMIENTO INTEGRAL DEL SER HUMANO HACIA LA BÚSQUEDA DEL SER.

                            Margarita Méndez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here