Títeres, titiriteros y puntos de inflexión

0
266
 

Títeres, titiriteros y puntos de inflexión

Actuar como un títere significa dejarse llevar indiscriminadamente por las circunstancias que nos rodean las cuales crean conflictos en nuestra psicología haciéndonos actuar de determinadas maneras que implican consecuencias emocionales que a menudo resultan dañinas tanto para nosotros como para los demás.

Como ejemplo de esto, podríamos decir que una persona que es insultada tiende a reaccionar con respecto a su nivel de conciencia.

Si la persona tiene un nivel bajo de conciencia la persona probablemente reaccionará de manera defensiva, siendo manejado por la situación, generando una desarmonía en su interior y por lo tanto convirtiéndose en un títere, porque su misma reacción le hace daño y se vuelve dependiente de ella.

Podríamos analizar esta situación de otra manera: Si una persona te hace un regalo y no lo aceptas, ¿a quién pertenece el regalo? A la persona que te lo regala. El insulto y la energía que implica ese insulto, en este ejemplo, volverá a la persona que lo ha lanzado. Si nosotros aprendiéramos a no generar reacciones negativas en nuestro interior, si aprendemos a controlarlas o simplemente no nos identificamos con los sucesos que nos rodean, seríamos dueños de nuestros estados y viviríamos una vida más completa y en paz.

Este ejemplo es aplicable a una infinidad de defectos psicológicos tales como la envidia, la altanería, la ira, la gula y todos los pecados capitales y sus derivados. Cuando nosotros conozcamos todos estos tiriteros que nos manejan o egos que viven dentro de nosotros, aumentaremos nuestra conciencia y nuestra vibración, permitiendo dar lo mejor de nosotros. A veces la vida misma se encarga de despertarnos a esta realidad por el método que voy a explicar a continuación:

Un punto de inflexión puede definirse como el punto en el que una curva pasa de un punto de concavidad (o convexidad) a otra, implicando un cambio radical en la trayectoria de esa curva.

Todas las personas estamos aquí y hemos nacido por un motivo superior, para cumplir una misión en este mundo.

Quizá para enseñar a enseñar, para transmitir un mensaje o para inventar.

El problema es que la mayoría de las personas viven olvidadas de esto, completamente identificadas con el mundo material, y no saben que el día que fallezcan lo único que se van a llevar consigo es aquello que han aportado a este planeta y una retribución por haber ayudado a los demás.

Cuando una persona olvida esto y se desvía, siendo títere de su propia psicología, a veces la vida se encarga de intentar recordarnos el Real motivo por el que hemos encarnado por diversos métodos, dependiendo del grado de inconsciencia en el que se encuentre la persona.

Una persona con sensibilidad puede en un momento dado recibir un mensaje, una contestación de alguien o una invitación a un curso que la haga despertar y querer cambiar, sin embargo, hay personas tan sumamente duras de roer que necesitan de métodos más bruscos para darse cuenta de las cosas, como una enfermedad.

Cuando la vida nos golpea y nos zarandea el ego, nosotros tenemos la opción de reflexionar sobre porqué nos está ocurriendo esto o podemos optar por quejarnos y cerrarnos. Quien reflexiona a menudo se da cuenta de dos cosas:

  • Las personas tenemos una falta de amor, y aquello que realmente nos va a hacer felices es un desapego a lo material y desarrollar un amor incondicional hacia los demás, ayudando y aportando a las personas para que puedan darse cuenta y despertar.
    Cuando desarrollamos un amor incondicional hacia las demás personas ya no suele haber vuelta atrás. A la persona se le abren caminos diferentes normalmente sin retorno, gracias a los cuales conseguirá evolucionar como individuo ayudando a evolucionar y despertar a la humanidad. Este patrón existe, y se ha visto reflejado en numerosas ocasiones, como en el caso de Samael Aun Weor, Shane o Doherty (Autor de no más bombas), Robert A. Johnson (El equilibrio entre el cielo y la tierra), Mahatma Ghandi, y una amplia ristra de personas que han encontrado su razón de ser y existir a través de golpes conscientes de la vida.
  • Tenemos un montón de elementos en nuestra psicología que retiran nuestra propia luz sustituyéndola por diversas reacciones totalmente dependientes del mundo que nos rodea, lo cual hace que la versión de nosotros mismos que expresamos sea muy inferior al nivel que realmente podemos tener si nos lo proponemos. Por este motivo es importante iniciar un autodescubrimiento, para empezar a conocernos por primera vez y poder decidir qué persona queremos ser, si un títere o un Ser Humano que maneje las riendas de su vida a voluntad y sepa expresar su propia luz interior.

Por último, si sientes que no encajas, que el mundo podría ser diferente o que hay algo fuera de lugar estás en lo cierto. Hay una realidad que ni siquiera sospechamos, un inmenso mundo dentro de nosotros tan abismalmente grande como el macrocosmos esperando a ser descubierto.

No tengas miedo a ser diferente ni a iniciar caminos que la mayoría de las personas ni siquiera puede llegar a sospechar.

Atrévete a ser tu mismo y a ser fiel a tus intuiciones, atrévete a conocerte para poder expresar una mejor versión de ti mismo.

El planeta te necesita, necesita mucha conciencia para poder por fin evolucionar y convertirse en el mundo que todos estamos esperando.

En Gnosis imparten cursos de psicología para alcanzar este objetivo, completamente gratuitos ahora y siempre.

curso de gnosis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.