La Forma de Pensar

3
459
gnosis en españa

Toda persona que le interese ser consiente, debe estar en concordancia con las exigencias físicas y internas de esta época. Deberá comprender la inmensa necesidad que tenemos de hacer verdaderos cambios radicales en los diferentes comportamientos que tenemos como son:

Forma de pensar.

Forma de sentir.

Forma de actuar.

Forma de ser.

Forma de alimentarnos.

Forma de descansar.

Forma de trabajar.

Forma de enseñar.

Forma de aprender, etc.

 

Cada uno de estos aspectos nos llama a la profunda reflexión de cambiar estas viejas estructuras por las enseñanzas nuevas, profundamente revolucionarias.

Para esto pasaríamos a analizar la Forma de Pensar.

Diríamos que un pensamiento sin un pormenorizado estudio y análisis, no se puede opinar nada de él, puesto que un pensamiento puede venir de determinado elemento subjetivo que nada tiene que ver con la Obra que estamos realizando.

Es de vital importancia querido lector, que una cosa es el que piensa y muy otra es el pensador. Haremos una aclaración de esto con la finalidad de encontrar la razón del pensamiento.

Un pensamiento puede ser emitido por tres clases de fuerzas, como son:

1) Un Agregado Psicológico o Ego.

2) Algunas veces la persona piensa integrando su nivel de comprensión.

3) Y en algunos individuos, el Ser se expresa con la mente Superior.

 

El estudioso practicante de los estudios gnósticos deberá volverse demasiado exigente con su forma de pensar, es decir: aquella persona que vive pensando cualquier cosa, que no sabe el origen del pensamiento, que no sabe que YO lo origina, y se acostumbra a vivir así, le hace falta seriedad en estos estudios. Eso es como un profesor que tiene los alumnos y deja que en clase cada quien haga lo que le venga en gana, es decir: no sirve para educador, le hace falta seriedad, disciplina y responsabilidad.

Así nosotros debemos comprender que esos pensamientos conflictivos, desordenados, son producidos por yoes que necesitan ser estudiados, comprendidos en el diario vivir con la finalidad de irlos eliminando e ir formando en nosotros un centro de gravitación alrededor de nuestro ser y de la educación que debemos tener para el ingreso a nuestros trabajos de tipo psicológico propios de la muerte mística.

La vida debe enrumbarse ordenadamente a ir formando los basamentos necesarios que le permitan tener un conocimiento global de lo que son los elementos subjetivos que le impiden su equilibrio espiritual.

La vida, debe estar acompañada de la mística, de la comprensión, de la voluntad y del profundo anhelo de su reivindicación con Dios. Así se evitaría que los descontentos yoes en determinados momentos le quiten el deseo o el impulso de realizar una obra.

Cada vez que se produce dentro de la psiquis la muerte de un agregado, esto trae a la parte física, verdaderos procesos de dolor, grandes estados emocionales, porque se están desligando de nosotros elementos que durante muchos años nos hicieron compañía.

Después de pasados estos estados emocionales, advienen a nosotros momentos de paz y armonía. Esto es el ingreso a nuestro interior de partes autónomas de nuestro Ser que se van liberando de los grillos en que estaban atadas por el determinado elemento subjetivo.

Se deberá hacer salidas por el campo, deberá oír música clásica selecta, deberá proponerse a hacer obras de caridad; así mantendrá una armonía con las fuerzas que lo reanimarán y lo estimularán para continuar su viaje.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.